Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald es una entrada despistada e inolvidable

En octubre de 2016, un mes despu√©s del lanzamiento de Animales fant√°sticos y d√≥nde encontrarlos, JK Rowling, mejor conocido como el autor detr√°s de los libros m√°s vendidos de Harry Potter, anunci√≥ que habr√≠a un total de cinco pel√≠culas en el nuevo giro. -off serie precuela. Inmediatamente, qued√≥ claro que Warner Bros. y Rowling hab√≠an decidido orde√Īar Pottermania por todo lo que val√≠a, sin preocuparse ni relevancia de c√≥mo el mundo recibir√≠a incluso la primera entrada. Para llenar estas pel√≠culas (se necesitar√≠an m√°s de 10 horas de contenido entre los cinco cap√≠tulos), Rowling lleg√≥ a la gran rivalidad y relaci√≥n enemiga entre Albus Dumbledore (Jude Law) y Gellert Grindelwald (Johnny Depp) en su mejor momento, lo que ella hab√≠a insinuado. en los rincones de los libros de Potter a lo largo de los a√Īos.

El punto final de la serie Animales fant√°sticos ya es conocido. Grindelwald ser√° derrotado en un duelo legendario y encarcelado, lo que tambi√©n pondr√° fin a la guerra mundial de magos, paralela a la Segunda Guerra Mundial de los muggles. Pero dado que eso debe guardarse para la quinta y √ļltima entrega, Rowling necesitaba crear nuevos personajes e historias que el p√ļblico se preocupara e invirtiera hasta que lleguemos all√≠. Habiendo elegido un punto de partida inc√≥modo en Newt Scamander (Eddie Redmayne), cuya primera salida fue un per√≠odo de Pokemon Go-adventure marcado con conspiraciones y giros oscuros, Rowling ahora necesitaba hacer la transici√≥n al conflicto que se avecinaba entre la gente m√°gica y no m√°gica. Pero no demasiado r√°pido, quedan tres m√°s.

Con la primera secuela de la precuela, Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald, ese enfoque complicado y retroactivo muestra sus efectos secundarios no solo en el t√≠tulo, que no tiene sentido y simplemente consiste en dos cosas completamente diferentes pegadas una al lado de la otra √ļnicamente por razones comerciales, pero tambi√©n en lo que sucede en la pantalla durante m√°s de dos horas. Aunque mucho tiene lugar desde un punto de vista visual, con los personajes siempre corriendo de un lugar a otro, la pel√≠cula realmente logra muy poco durante su tiempo de ejecuci√≥n. Hay una sensaci√≥n de El Hobbit en todo, en el sentido de que solo est√° girando por el tiempo, porque demasiado progreso da√Īar√≠a futuras entradas. La mayor parte de lo que sucede es inmemorable o no importa, a pesar de que hay varias subtramas en acci√≥n en un momento dado.

criaturas fantásticas crímenes grindelwald johnny depp Bestias fantásticas Los crímenes de Grindelwald Johnny Depp

Despu√©s de haber sido capturado al final de la primera pel√≠cula, Grindelwald escapa en los primeros cinco minutos de la secuela, porque la historia lo exige. Vuela a Par√≠s para buscar al hu√©rfano Credence Barebone (Ezra Miller), que busca respuestas a su verdadera paternidad en la capital francesa. Dumbledore le pide a Newt que vaya a Par√≠s para frustrar los planes de Grindelwald, y es reacio a involucrarse hasta que se entera de que la promocionada Auror Tina Goldstein (Katherine Waterston) tambi√©n est√° all√≠ desde su hermana Queenie (Alison Sudol) y su amante No-Maj Jacob Kowalski (Dan Fogler), cuya memoria se restaura porque la historia lo exige. El antiguo amor de Newt, Leta Lestrange (Zo√ę Kravitz), quien ahora est√° casado con su hermano Teseo (Callum Turner), y un mago franco-senegal√©s llamado Yusuf Kama (William Nadylam) tambi√©n est√°n en la mezcla, buscando respuestas, trabajando con El Ministerio de Magia, y en una b√ļsqueda de venganza, respectivamente.

La decisi√≥n de Rowling de enviar a los personajes nuevos y que regresan en viajes separados en su mayor parte estar√≠a bien si todo se acumulara en algo sustancial. Pero la pel√≠cula culmina con un gran discurso de Grindelwald y un cambio de lealtades para ciertos personajes, seguido de una terrible “lucha” clim√°tica entre dos olas de color azul y naranja hechas por CGI. Por lo que vale, las criaturas, tanto nuevas como viejas, no importa cu√°n extra√Īo, incluido uno llamado Zouwu que se parece a un gato gigante con una cola rizada incre√≠blemente larga y multicolor, todos cobran vida maravillosamente con efectos visuales de primer nivel. . Pero habitan en un mundo que de otra manera estar√≠a vac√≠o y aburrido. Y al querer ser m√°s sombr√≠o que el original, The Crimes of Grindelwald le quita ventaja a sus personajes, que ya no son tan encantadores como antes.

No ayuda que muchos de los personajes anden con poca conexi√≥n con la historia. Esto se aplica a la nueva compa√Īera de Credence, Nagini (Claudia Kim), quien es maldecida con una maldici√≥n de sangre que eventualmente la ver√° transformarse permanentemente en una serpiente que se convertir√° en la mascota de Voldemort, que naturalmente fue muy controvertida y criticada por las elecciones y olvidos de Rowling. Y tambi√©n es cierto para Nicolas Flamel (Brontis Jodorowsky), el alquimista de varios cientos de a√Īos que se cree que descubri√≥ la Piedra Filosofal, que es arrojada al azar en Los Cr√≠menes de Grindelwald sin ninguna raz√≥n discernible. Pero incluso los personajes que tienen grandes revelaciones en la pel√≠cula, como Leta y Credence, no logran aterrizar con el peso adecuado porque la audiencia a√ļn no ha desarrollado una conexi√≥n con ellos.

Animales fantásticos crímenes de Grindelwald Ezra Miller Animales fantásticos Los crímenes de Grindelwald Ezra Miller

Para empeorar las cosas, el di√°logo de la pel√≠cula parece dirigirse directamente a la audiencia a veces. Los personajes se mencionan entre s√≠ cosas de las que ya deber√≠an estar conscientes, uno expl√≠citamente le recuerda a otro la muerte del hermano de este √ļltimo, lo que hace que sus conversaciones se sientan completamente antinaturales. Es una de las formas obvias en que The Crimes of Grindelwald maneja la exposici√≥n. Pero incluso cuando se trata de mensajes impl√≠citos: a trav√©s de Credence, Rowling habla de ser el otro en un mundo de otros, esconderse y aprender sobre el pasado de uno, la pel√≠cula no tiene nada interesante que decir sobre esos temas. La b√ļsqueda de Credence de qui√©n es y de d√≥nde viene es una reminiscencia del viaje de Rey en Star Wars, pero en marcado contraste con el enfoque que Rian Johnson tom√≥ con The Last Jedi, Rowling restringe a√ļn m√°s su universo en lugar de dejar que se expanda.

De hecho, el tiempo de George Lucas con Star Wars es un buen paralelo para la participaci√≥n de Rowling con la serie Animales fant√°sticos. Lucas se burl√≥ de la trilog√≠a de la precuela a principios de siglo, creando nuevos personajes que aparentemente exist√≠an solo para relacionarse con los m√°s viejos y modificando para siempre la mitolog√≠a y, a su vez, el canon. Star Wars lo ha hecho mucho mejor desde que Lucas lo vendi√≥ a Disney, y tal vez el universo de Rowling podr√≠a hacer eso tambi√©n, para que el creador original le pasara la antorcha. Aunque la autora de Potter produjo novelas densas bien escritas de cientos de p√°ginas a un ritmo vertiginoso de dos a√Īos o menos, no ha podido transferir ese √©xito a los guiones. No tiene mucho sentido de qu√© se trata The Crimes of Grindelwald, y al tratar de servir a un conjunto sin perder de vista el panorama general, Rowling falla en la elaboraci√≥n de una narrativa atractiva, significativa o incluso agradable.